Zippedi cierra ronda por US$ 7 millones para «espiar» y optimizar el stock de los retailers de Estados Unidos

Ariel Schilkrut, cofundador de Zippedi.
  • Website:
  • Industria:
  • Año de fundación:
  • Fundadora(e)s:
  • Ciudad:
  • Cantidad de trabajadores:

La startup, que desarrolló un robot que usa IA para chequear el stock de góndolas, está debutando con una nueva línea de negocio que apunta a las apps de última milla, y ya están trabajando con una de las más importantes del mercado estadounidense. Para fines de 2021 el emprendimiento apunta a terminar con 21 clientes entre Chile, Colombia y EEUU, y con 150 robots operativos.

Dentro de los supermercados y tiendas de retail el robot desarrollado por la startup Zippedi se mueve a paso lento para poder capturar toda la data, no obstante, afuera, en el mundo real, la velocidad que está alcanzando el emprendimiento es todo lo contrario. Prueba de esto es el cierre de una ronda seed por US$ 7 millones, que contó con la participación de ChileGlobal Ventures, Fondo Alerce VC y Grep VC, más algunos family offices de Chile y Colombia, capital con el que la startup busca escalar en el mercado estadounidense.

«La ronda la cerramos en mayo. El foco será para fortalecernos y continuar con la expansión a Estados Unidos, también para el equipo. Entre Chile y EE.UU somos cerca de 70 personas», afirma Ariel Schilkrut cofundador del robot Zippedi, que usa Inteligencia Artificial (IA) para chequear stock y precios en góndolas y que nació en 2017 como un spin-off de la Universidad Católica (UC).

Schilkrut comenta que fue en 2020 cuando la startup -cofundada por Luis Vera y el también investigador de la UC, Álvaro Soto-, dio su primer paso en EE.UU, país en el que aterrizaron con nuevas funcionalidades con las que debutaron en Chile en 2020. Una de ellas es la captura y envío de imágenes de las góndolas a una plataforma colaborativa entre los retail y proveedores, en la que estos últimos pueden visualizar sus inventarios en los estantes y optimizar el envío de reponedores. La otras dos nuevas funciones apuntan a las aplicaciones (apps) de última milla, por un lado ahora el robot genera «mapas» de los locales para facilitar las compras de los shoppers, y por otra permite que los clientes finales de las aplicaciones vean el stock de productos en tienda.

«Le damos información a las apps. Además del mapa, les decimos qué productos están efectivamente en las tiendas para aumentar la disponibilidad. Muchas veces los compradores finales ingresan a las aplicaciones y piden un producto que luego puede que no esté en el local. Ahora le decimos a la app los productos que están efectivamente en la tienda, información que luego le muestran al cliente final», explica Schilkrut.

El robot escala por Estados Unidos

De esta manera desde el año pasado a los dos clientes que la startup ya ofrecía su solución -los retails y proveedores, entre ellos Unilever y SC Johnson-, incorporó un tercero: las apps de última milla, y ya tiene su primer clientes de este tipo, una de las aplicaciones más importantes de Estados Unidos. Además, en ese mercado la firma tiene un cliente retail y un supermercado.

«En 2020 estábamos en dos locales con el retail, que es del sector de mejoramiento del hogar y el más grande del mundo. Hoy con esa misma cadena ya estamos en 32 sucursales y esperamos a finales de este año cerrar un contrato para 300 o 400 locales. Ahora también tenemos un piloto en dos cadenas de supermercados de New York con las apps de última milla y estamos trabajando con una de las más importantes de EE.UU.», dice Schilkrut, que detalla que los robots ya operan en New Jersey, Texas, California, Georgia, Washington y Florida.

En ese contexto, el emprendedor adelanta que para fines de 2021 proyectan terminar con 21 clientes entre Chile, Colombia y EEUU, y con 150 robots operativos. A nivel local la startup tiene en su portafolio a empresas como Homecenter Sodimac y Jumbo.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter