Startup chilena revoluciona el mercado dental con tratamiento «invisible y low cost»

Con un rápido crecimiento en Latinoamérica en menos de dos años, este emprendimiento nacional busca devolver la sonrisa a sus clientes en base a la impresión de alineadores 3D, reduciendo en hasta un 70% el precio de un tratamiento de ortodoncia convencional.

En los últimos años, el mercado de la estética y el cuidado personal han dado un salto significativo si consideramos los altos costos de los productos y/o tratamientos que existían a la fecha, lo que permitió que el acceso a mucho de estos estuvieran segmentados a un margen acotado de clientes que podían costear por ellos. Desde esa premisa, la startup nacional Wizz, busca revolucionar el mercado al poner a disposición un tratamiento de alineación dental invisible, en base a insumos diseñados e impresos con tecnología 3D, único en su tipo, y con éxito de resultados en más de 5.000 clientes en toda Latinoamérica.

Bajo una mirada innovadora,  lograron fabricar alineadores dentales invisibles, con tal de dar una alternativa más eficaz, económica y mucho más cómoda a los usuarios, pues el uso de los alineadores demanda un total de 22 horas por día y renovación de los mismos cada 2 semanas. Bajo el estricto control de ortodoncistas y especialistas en la materia, el sistema Wizz propone en primera instancia una evaluación completa de la situación del paciente mediante un software de modelamiento 3D,  diseñado por sus fundadores y en base a inteligencia artificial, que permite proyectar el movimiento de las piezas dentales y su posición final una vez acabado el tratamiento. Finalmente todos los tratamientos son planificados, aprobados y controlados por un ortodoncista que lleva el caso

¿Cuál es el principal beneficio? El acceso. Gracias al uso de nuevas tecnologías y la optimización de casi la totalidad de los insumos, esta startup nacional logró reducir los costos de producción, ofreciendo al paciente un procedimiento low cost hasta un 70% más económico que un tratamiento de ortodoncia convencional. Por otro lado, los resultados estéticos se dan con mayor celeridad, pues el periodo completo de alineación va desde los 6 a 8 meses, dependiendo del nivel de complejidad del tratamiento y del apiñamiento dental que presente el paciente.

“Ante los altos costos del mercado, buscamos democratizar el acceso a este tipo de tratamientos de la mano de un procedimiento mucho más económico, innovador y menos invasivo. Todos nuestros servicios se encuentran certificados por profesionales, y esperamos que día a día más personas puedan conocer este tipo de tecnologías, la cual representa sin duda el futuro de la industria estética-dental”, comenta Javier Liberman, CPO de la startup Wizz.

Crecimiento y presencia en otros países

Corría el año 2016 cuando comenzaron las pruebas de validación técnica y el desarrollo de los primeros alineadores 3D, bajo el apoyo de la aceleradora de negocios de la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la Universidad de Chile, Beauchef Acelera,  lo que permitió inicio a sus operaciones en Chile durante comienzos del 2017. Durante ese año, fueron ganadores del Capital Semilla de Corfo, lo que permitió una expansión del negocio con miras a otros horizontes, dando paso a su primer centro en la comuna de Providencia, y al poco tiempo una nueva sede en Viña del Mar. El éxito de los servicios, los llevó en el 2019 a expandirse a otras latitudes, y fue así como arribaron en México, Colombia y Argentina, donde pudieron consolidarse exitosamente.

Sin embargo, los efectos económicos provocados por la pandemia, y ante la incapacidad de poder operar en sus filiales, los llevó al borde de la quiebra, y obligándolos a vender mobiliario y a reducir su personal en casi un 90%. Congeladas las ventas, durante los meses más complejos, los servicios estuvieron focalizados en terminar aquellos tratamientos pendientes, y con la incertidumbre provocada por el flujo de los mercados a nivel mundial.

De forma paulatina y en el marco de la reactivación económica tras el gradual desconfinamiento de las comunas, pudieron volver a operar a capacidad reducida tanto en Chile, México y Colombia.

“Como en todo emprendimiento, los efectos de la crisis sanitaria nos golpeó profundamente, pero poco a poco hemos ido reactivando nuestros servicios para devolver las sonrisas a nuestros pacientes de la mano de una solución tecnológica accesible, indolora y eficaz”, sentenció David Caro, CEO de la empresa Wizz.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter
EntrepreNerd
Entreprenerd es un medio independiente de comunicación digital, cuyo propósito es promover el desarrollo del emprendimiento (y sus acciones relacionadas) en Chile.

Inscríbete y postula al nuevo programa de Google Cloud para Startups Chilenas

X