Sociales, geográficos y políticos: los factores que están generando el éxodo a Miami de los fondos de venture capital de Chile

  • Website:
  • Industria:
  • Año de fundación:
  • Fundadora(e)s:
  • Ciudad:
  • Cantidad de trabajadores:

Cuatro vehículos de inversión locales ya han migrado con oficinas en la ciudad de Estados Unidos que se está convirtiendo en un «nuevo polo» de capital emprendedor a nivel global. La mudanza interna de grandes VC estadounidenses a Florida y de startups de sus portafolios, son algunos de los motivos que están siendo un imán para las gestoras chilenas, que están usando Miami como escenario para levantar sus primeros fondos sin Corfo.

Para muchos Miami es sinónimo de malls, playas y fiesta, pero ahora la conocida ciudad del sol se está convirtiendo en «tierra prometida» para la industria del venture capital de Latinoamérica, atracción que está llevando a diversos fondos chilenos a tomar sus maletas y ganar terreno en este nuevo vector entre el ecosistema Latam y Estados unidos. Genesis Ventures, Taram Capital, Fen Ventures y Manutara Ventures son los cuatro vehículos de capital emprendedor locales que ya están izando la bandera de Chile a través de la apertura de oficinas -en paralelo a las de Chile- en la ciudad del sureste del estado de Florida, y a estos podrían sumarse nuevos, como es el caso de Kayyak Ventures.

Y el motivo que ha traccionado la migración de los fondos se ancla en diversos factores, coinciden diversos managing partners que ya se han instalado junto a sus familias en este nuevo polo del venture capital, particularmente en la zona de Weston. Una de estas razones está apalancada en la mudanza interna de grandes fondos estadounidenses, que debido a la pandemia de covid-19, han comenzando a operar de forma remota, dándose cuenta, dicen los expertos, que ya no solo es necesario operar desde Silicon Valley o New York.

«Hace unos cuatro años Florida comenzó a ganar relevancia tanto con fondos, como con la entrada de Softbank, emprendimientos y las ‘cabezas’ encargadas para Latam de grandes empresas tecnológicas. Hay dos grandes migraciones, una de Latam y la interna de EE.UU, en los últimos 18 meses ha habido actividad de fondos de New York o California que se están moviendo hacia allá, sigue siendo marginal con los volúmenes de el norte de California, pero tiene relevantes porcentajes de crecimiento. Se está creando una masa crítica», dice Felipe Camposano, managing partner de Taram Capital, que nació a fines de 2019 y debutó con su primer fondo por cerca de US$ 19 millones -apalancado con Corfo y con tickets de inversión de entre US$ 1 millones y US$ 3 millones- en enero de 2020, nacimiento que se dio en Chile y Miami.

En esa línea, Cristóbal Silva Bengolea, managing partner de Fen Ventures que llegó a EE.UU hace casi dos meses, agrega que «antes siempre se pensaba que si no estabas en New York o California no era posible tener un fondo, muchos de esos vehículos y también por motivos tributarios, se cambiaron a Florida o Austin. Ese escenario doméstico norteamericano genera que otros vehículos y startups también se muevan porque hay posibilidades de inversión. Además, Miami hace sentido para los fondos chilenos, porque hay buena conectividad de vuelos y zonas horarias».

Éxodo de startups chilenas

En ese contexto, los fondos locales cuentan que comenzaron a ver a Miami como un nuevo destino, atracción que también se sustenta en otro éxodo: el de startups de sus portafolios al mercado estadounidense, las que han llegado a Miami debido a la búsqueda de rondas más grandes para escalar en el mercado norteamericano, usando a la ciudad del sol como puerta de entrada al país, debido en parte a factores culturales, por ejemplo un 27.65% de la población se identifica como latinos y un 23.40% de la población total del Estado de Florida habla español.

«Es por el apoyo que le podemos dar a las compañías en las que venimos invirtiendo desde 2017, dos de nuestras startups ya están en EE.UU y tres están en proceso de apertura. La venida de Manutara permite que cuenten con más apoyo por parte del fondo en términos de contactos con potenciales clientes e inversionistas. Además, somos parte de una red de inversionistas –Draper Venture Network– y tenemos conexiones con otros fondos entonces le permite a nuestras empresas conectar y obtener más rondas», indica Cristian Olea, managing partner de Manutara Ventures, que aterrizó con oficinas en marzo de este año, en el Cambridge Innovation Center.

En esa línea, los fondos pueden tener la oportunidad de participar en las próximas rondas de las startups ya invertidas, coinvertir con fondos más grandes de EE.UU y usar a Miami como una plataforma para concretar inversiones en toda Latam.

«El valor que se le puede entregar a las startups estando allá es mucho mayor, en Chile el circuito es más pequeño. Allá se puede abrir ‘cancha nueva’ y el fondo pasa a tener un valor adicional», dice Camposano y Silva Bengolea dice «hoy cerca del 80% de las compañías en las que hemos invertido tienen matrices en EE.UU (…) Si una compañía del portafolio levanta con fondos de EE.UU y al coinvertir creamos una relación y le podemos presentar a nuevas startups».

A su vez está el clima y la motivación del alcalde de la ciudad, Francis Suarez, por convertir a Miami en un hub: «Cuando alguien te invita es mejor que llegar forzado. Si uno compara en temas de impuestos, Miami es un 30 o 35% más bajo que lo que puede ser New York», afirma Andrés Meirovich, managing partner de Genesis Ventures, que abrió la gestora hace cerca de dos meses.

Cambios en Chile: otro factor

Y el contexto chileno es otro punto que los inversionistas tocan como motivo para abrir oficinas en Miami y levantar nuevos fondos desde allá. Por una parte, señalan que a partir del estallido social de 2019 muchos de los capitales buscaron diversificar sus inversiones y apostar por activos en dólares, «hay un mayor apetito por el inversor chileno en el venture capital y en hacerlo en el mercado norteamericano», dice Olea.

Además, Meirovich plantea que actualmente los candidatos presidenciales buscan quitar los beneficios tributarios a los Fondos de Inversión Privados (FIP), los que hasta la fecha no pagaban impuestos al momento de que el vehículo de inversión se liquidara. «Chile para que sea un hub de venture capital debiese tener su propio Delaware. Hoy vemos casos como Cornershop o NotCo y es como cuando Arturo Vidal mete un gol: la plata no está quedando en Chile, las startups e inversionistas son de afuera, eso pasa porque prefieren poner sus vehículos de inversión en otros lados, como país estamos dejando plata sobre la mesa».

En ese contexto, Silva Bengolea agrega que Chile tenía una oportunidad gigante para ser la plataforma para Latam, pero que hoy el país se quedó atrás, «los fondos se mueven rápido y esto es una prueba de esto. No sé si la oportunidad vuelva (…) Chile tendría que mejorar la infraestructura legal y tributaria para los fondos, al menos hoy no veo que nadie este pensando en generar una industria. Uno lee que se están pensando quitar beneficios tributarios. En todo caso igual soy optimista de Chile, no creo que desaparezca la inversión, pero pierde fuerza si muchos emprendedores locales empiezan a buscar financiamiento afuera. Obviamente va a perjudicar».

Y si bien existen todos estos factores, los managing partners señalan que esta fuga igual es un «paso natural, uno parte en sus países y las startups necesitan poder dar una cobertura regional (…) Se armó un grupo muy interesante, nos juntamos a tomar café y creo que me he topado con algunos más de lo que pasaba en Chile. Estamos ubicados en la misma zona, creo que el país tiene una oportunidad para lograr tomar un rol regional, podemos ser un puente de crecimiento para varias de las startups»», afirma Camposano.

En esa línea, otro fondo que está viendo a Miami es Kayyak Ventures, cuenta su general partner Cristóbal Silva Lombardi: «Queremos ser un fondo regional y ese es un poco el driver de por qué salir de Chile (…) Miami está en la carpeta de nuestro crecimiento, el atractivo es que se está convirtiendo en un hub de talento latinoamericano, ya tenemos startups del portafolio basadas allá». Previo al aterrizaje a EE.UU, el inversionista adelanta que llegarán primero a México, «yo me voy a ir en octubre o noviembre a ver la puesta en marcha».

Los planes de los VC para Miami: los primeros fondos sin apoyo de Corfo

Y la apertura de oficinas no es el único hito para el ecosistema local que está significando Miami. Junto al aterrizaje, muchos fondos están debutando con nuevos fondos, sus primeros sin apalancamiento de Corfo. Ese es el caso de Fen Ventures, que tiene planeado el lanzamiento de su tercer fondo de entre US$ 60 millones y US$ 80 millones con foco en startups de Latam y que inyectará tickets entre US$ 200 mil y US$ 500 mil. «Esperamos que dentro de un mes esté operativo. Seguiremos haciendo inversiones en etapa seed, pero ahora tendremos la capacidad de hacer series A, eso es nuevo», afirma Silva Bengolea.

Genesis Ventures también está apalancando su quinto fondo, que será de US$ 100 millones y con tickets entre US$ 4 millones y US$ 10 millones y el cual proyectan comenzar a desembolsar en marzo, en startups multi industrias, exceptuando cleantech y biotech.

Asimismo, Olea cuenta que este mes Manutara lanzó su segundo fondo que proyectan será de más de US$ 50 millones y para el cual están en proceso de captación de capitales: «Estará domiciliado en Delaware y operado desde Miami, con foco en invertir en startup en serie A. Estamos mirando muy cerca mercados de habla hispana, estamos viendo oportunidades en Centroamérica (…) Serán ticket de entre US$ 2 y US$4 millones, esperamos estar invirtiendo el fondo en enero». Por su parte, Camposano cuenta que Taram Capital proyecta seguir invirtiendo su fondo actual y sumar cuatro nuevas startups a su portafolio.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter