Manfred Loebel, gerente general de Google Cloud Chile, sobre nueva región: «Queremos triplicar el número de startups a atender»

  • Website:
  • Industria:
  • Año de fundación:
  • Fundadora(e)s:
  • Ciudad:
  • Cantidad de trabajadores:

La multinacional de servicios en la nube acaba de estrenar una nueva infraestructura, la que apuntan tenga un impacto en el ecosistema emprendedor.

Ya está operativa. Hace dos semanas Google puso en marcha su nueva Región de Cloud, infraestructura dedicada a servicios de nube que se convierte en la segunda de América Latina -la primera fue inaugurada en 2017 en Brasil- y la número 30 a nivel global, que traerá consigo nuevos servicios y baja latencia.

Pero, ¿cuál es el impacto de tener una región en Chile? el CTO de Option, Pedro Oliva, señala que esto trae de la mano una serie de beneficios o valores agregados, como mayor compliance para organizaciones que tienen por normativa la necesidad de almacenar sus datos dentro del país, y que hasta ahora, habían estado obligados a tener infraestructura on premise con costos operacionales y de mantenimiento muy altos. Asimismo señala que habrá una «menor latencia en los servicios, lo que se traduce en mejor experiencia para los usuarios, esto también incentiva que el talento local, como también el talento de otros países cercanos, se sienta ‘atraído’ a especializarse en ese tipo de tecnología, o a que las universidades o institutos puedan acceder a convenios para poder promover la especialización, o a algo tan básico que los estudiantes tengan acceso a poder conocer un centro de datos de estas características«.

En ese contexto, el gerente general de Google Cloud para Chile, Manfred Loebel, conversó con Startups Chilenas para conocer cuál será el impacto de la nueva región en el ecosistemas startup, que de acuerdo con el ejecutivo cumplen un rol fundamental en esta nueva infraestructura. Esta nueva inversión se suma a los data centers instalados en el país -Chile fue hogar del primer centro de datos en América Latina, el cual opera desde 2015- y el cable submarino Curie que conecta a Los Ángeles, Estados Unidos con Valparaíso, y es la conexión de datos más larga de la nación.

Servidores de Google Cloud.
Hasta hace poco existía sólo la región de Sao Paulo en Sudamérica, ¿Por qué Chile fue elegido como el segundo país para posicionar la presencia de Google Cloud en Latam? 

La decisión es multifactorial. Por un lado ayudó el hecho de que Google ya tenga inversiones en Chile e infraestructura montada, también la madurez en temas de telecomunicaciones, la penetración de Internet es más alta que en otros países de Latam, hay madurez en la adopción de tecnologías de telecomunicaciones que son habilitantes. Lo otro es la regulación, siempre hemos sido un país con una regulación bastante estable, con poco riesgo de que una inversión se detenga. Además, lo más importante es la perspectiva del mercado, Chile como economía tiene un tamaño suficiente para que esta inversión tenga sentido, si bien somos un país chico, hay un PIB bueno y hay compañías de origen chileno que se han internacionalizado.

Asimismo, tenemos una económica digital que esta creciendo a partir de las startups, que son las impulsoras de esto. Una empresa tradicional usa productos digitales para poder ponerse al día, para mejorar su propuesta de valor, pero la startup hace suya la propuesta de valor a partir de productos digitales.

¿El rol que juegan las startups en esta nueva región es importante para Google?

Súper. Es tremendamente relevante el rol de las startups en esto, además, tenemos un programa para estas empresas donde le entregamos créditos para alivianar el consumo financiero del uso de Cloud.

En ese sentido ¿Cuál son los beneficios que la nueva región puede darle a las startups?

El primero tiene que ver con la cercanía física, esto disminuye la latencia y esto habilita nuevos casos de uso, de innovación, por ejemplo, en la industria minera la startup estará más cerca de las faenas ubicadas en el norte. El otro tema es el tema regulatorio, por ejemplo en el sector financiero o de salud. Hoy, por ejemplo, hay datos que se tienen que tener fuera del país, ahora se podrán tener en Chile y esto facilita la adopción de más productos. Por ejemplo, hay más oportunidades para el mundo financiero, más oportunidades de generar un ecosistema entre empresas tradicionales y startups. También la nube permite hacer el time to market más corto, da agilidad y robustez a la solución que construyen las startups.

En ese contexto, ¿Buscan que la nueva región incentive el nacimiento de más startups?

Sí, totalmente. Creemos que va a acelerar la adopción o creación de nuevas startups. Vemos oportunidades en la agroindustria, podemos llegar a este mercado donde si bien hay empresas de tamaño relevante, en general está muy atomizado. Hay muchas oportunidades de innovar, por ejemplo, con IoT se pueden poner sensores en los campos, esperamos que haya un push en esta industria. También en el mundo fintech, de supply chain, de logística de última milla, etc.

¿Cuáles son sus proyecciones en cuanto al número de startups que utilizarán la nueva región?

Estamos viendo triplicar el número de startups que podemos atender, esto es algo super dinámico, quizás en tres meses más nos demos cuenta que podemos dar un foco mayor y aumentamos ese número. Hoy estamos mirando triplicar en el plazo de un año.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter