Jooycar debuta con serie de entrevistas a otras startups, escala un nuevo producto en Estados Unidos y alista piloto tras alianza con Grupo Emasa

Rodrigo Labbé, CEO de Jooycar.
  • Website:
  • Industria:
  • Año de fundación:
  • Fundadora(e)s:
  • Ciudad:
  • Cantidad de trabajadores:

Jooytalks es el nombre de la iniciativa en la que el CEO de la insurtech, Rodrigo Labbé, conversará con el cofundador de BUK, Santiago Lira; la CEO de Nubox Chile, Carolina Samsing; y el COO de Justo, Jorge Aguilera, sobre cómo ha sido el camino de estos emprendimientos y los planes a futuro.

Darle el uso que merece a la data real y hacer de ésta el centro de la toma de decisiones: esa es la revolucionaria propuesta que desde 2014 la insurtech del sector automotriz Jooycar viene desarrollando, innovación que está escalando aceleradamente desde este año: acaba de generar una alianza con la empresa de aftermarket automotriz, Grupo Emasa; está debutando en el mercado estadounidense y esta semana dará pie una innovadora serie de entrevistas, en las que el CEO de la startup, Rodrigo Labbé, conversará con otras startups sobre los desafíos de emprender.

Labbé, que arribó en 2018 a Jooycar para ocupar el lugar de CEO, cuenta que fue a inicios de 2021 cuando se dio la llegada al país norteamericano de la tecnología, en la que disponen dispositivos con Internet de las Cosas (IoT) en vehículos -ya tienen más de 34 mil conectados-, los que captan data, con la que luego le ofrecen a los conductores planes de seguros adecuados a sus hábitos de conducción, conectándolos así con empresas aseguradoras que son partners con la startup.

Y la llegada a Estados Unidos tiene un doble hito, ya que la insurtech está debutando con una nueva línea de negocio, ya no solo orientada a conductores individuales, sino que aquellos con flotas de vehículos, a los que les están ofreciendo un nuevo producto: un software de optimización, con el que ya están en todos los estados de ese país.

«Hay una expansión del modelo de negocio, del producto. Esto nace muy orientado al B2B en el que se habilita a que compañías de seguro entreguen seguros en base a uso, pero usando la misma tecnología, nos dimos cuenta que podemos solucionar otro problema, el de dueños de pequeñas flotas. Ellos no tenían una solución de optimización basada en data, así nosotros desarrollamos un software que ya lanzamos en Estados Unidos y con el que hemos tenido gran tracción», detalla el emprendedor.

Además de ofrecer el software, Jooycar está trabajando en una segunda etapa: a partir de esa data recopilada, distribuir seguros directamente a los dueños de flotas. «En Latam somos un proveedor de servicios de las compañías de seguro, en EE.UU nosotros distribuimos seguros a nuestra cartera de clientes que usan el software. Les damos seguros que hacen sentido con su data para así generarles ahorros«, afirma el CEO de la firma, que en cuanto a capital, a la fecha ya ha levantado US$ 3,5 millones principalmente con HCS Capital Partners, quienes han sido claves para la estrategia de expansión de la startup,

Asimismo, otra «rueda» que sostiene los planes actuales de la insurtech es su alianza con Grupo Emasa, en la que apuntan a usar la data de autos conectados para que los usuarios sepan, por ejemplo, cuándo realizar mantenciones o el momento preciso para reponer una pieza.

¿Cómo ha sido el camino de emprender en la industria de los seguros utilizando tecnología IoT?

-En Latinoamérica hasta ahora la gran masividad de todos los seguros de autos están basados en data tradicional, lo que quiere decir que si una persona y su vecino comparten características, como la edad o género, van a pagar lo mismo y puede que uno de ellos use menos el auto. Cada vez se habla más de que pagar por cómo uno maneja, esto tiene más sentido de justicia y transparencia que el pagar por datos que uno no maneja.

Creo que actualmente esta industria es una de las que más está cambiando junto con las fintech. Cuando algunas empresas se mueven es difícil que las otras no lo hagan, si algunas empieza a usar data y tecnología para entregar mejor experiencia y precios mas transparentes, para el resto el no moverse empieza a ser riesgoso porque pueden perder a su cartera de clientes o quedarse con una más riesgosa. Hemos visto esto en EE.UU mucho movimiento en inversiones en insurtech, y también la adopción de estos nuevos servicios en los últimos dos o tres años se ha acelerado brutalmente. Esto es lo que probablemente va a venir en los próximos años en Latam.

¿Por qué eligieron a Estados Unidos como nuevo mercado?

-Llegamos al convencimiento de que hay un nicho que no está bien atendido, que son los dueños de las pequeñas flotas, queremos llegar a ellos y el potencial de satisfacer esto era en EE.UU, porque podemos llegar de una forma más digital. Además, actualmente en EE.UU la categoría de seguros comerciales de autos está sufriendo mucho en términos de rentabilidad. Hay una enorme oportunidad de corregir y solucionar un mercado que no está funcionado, y la forma tiene que ver con tecnología y data. Las pequeñas flotas en general están recibiendo seguros a precios de grandes flotas, no hay data para distinguirlas de estas pequeñas.

¿Cómo están manteniendo la cultura corporativa?

-Tenemos un equipo proveniente de allá que es de seis personas, los que están basados en California, hay un CEO para nuestra operación, para nosotros ha sido clave encontrar personas que tengan el ADN de Jooycar. Por otro lado, la parte de producto y TI siguen acá en Chile.

Creemos que la mezcla de entregar ciertos servicios desde nuestro headquarter junto con el kwow how local es lo que nos ha funcionado bien para crecer allá. La pandemia, el trabajo remoto y la expansión a países son desafíos importantes en cuanto a cómo la cultura sigue siendo un pilar fundamental. Hemos tomado varias decisiones de cómo generamos una cultura que no trate de replicar prácticas presenciales, sino que haga algunas que sean nativas remotas. Por ejemplo, tenemos clases de inglés para colaboradores de acá y de español para EE.UU, también hay canales de comunicación para compartir y por ejemplo, «competimos» a través de Betterfly. Estas prácticas borran un poco los limites geográficos y van generando una sensación de equipo.

Escucha aquí a Rodrigo Labbé.
¿Cómo será el nuevo producto de Estados Unidos?

Nuestra estrategia consiste primero en digitalizar a estos pequeños dueños de flotas, «iluminar» con data sus vehículos y luego llevarlos a seguros que representen su realidad, desde ahí queremos crear un ecosistema de ahorro. Hay 4,5 millones de personas que pertenecen a flotas pequeñas y menos del 30% usa algún software de optimización y el precio promedio es tres veces mas caro de lo que estamos ofreciendo.

Primero vamos a conectar a los vehículos para que la persona sepa dónde están sus conductores o sepa cormo reducir el uso de combustible, y la segunda parte es la de entrega de seguros que la haremos nosotros como Jooycar, iremos construyendo soluciones de seguros que respondan a las flotas. Nuestra primera fase en EE.UU es ser broker y vamos a empezar a ofrecerlos, nosotros le vendemos a la persona, pero detrás hay una empresa de seguros. Es decir, en Latam somos una proveedor de servicios de las compañías de seguro, en EE.UU nosotros distribuimos seguros a nuestra cartera de clientes que usan el software de optimización, llegamos directo.

¿Cuál es el impacto que buscan lograr con el nuevo producto?

-Es la misma esencia de la solución tradicional. Buscamos que a través de la data del auto conectado, las personas gasten menos en tener un vehículo o una flota, esto se logra, por ejemplo, que si una persona maneja poco pague eso o que si tiene una flota pueda bajar el costo del uso de esos vehículos, ya sea ahorrando en e uso de combustible o que choquen. Tratamos de transformar la data en ahorros y estamos armando también un ecosistema, para que las personas que tengan el auto conectado puedan saber cuándo tienen que hacer una mantención. Nuestro foco es transformar la data en ahorro para los dueños de flotas de vehículos.

Pilotos este año y la necesidad de apoyar al ecosistema

En ese contexto, ¿Cómo será la alianza con Grupo Emasa?

-Con Grupo Emasa nos conocemos hace tiempo, siempre hubo cierta sinergia entre la data que recogemos y cómo transfórmala en repuestos adecuados. Este año cambio porque ellos lanzaron un fondo, Emasa Ventures y están invirtiendo en startups para acelerar la transformación digital que están viviendo. Ambos tenemos competencias muy complementarias, por un lado está la data, experiencia digital y ecosistema que estamos construyendo nosotros, y por otro el know how y acceso a repuestos y mantenciones por parte de ellos, eso sumado se construye en un ecosistema que vamos a desarrollar juntos.

Escucha aquí a Rodrigo Labbé.
¿Cuándo comenzarán a ejecutar la alianza?

Nuestra meta es que este año empecemos a pilotear esto, pero que lo expandamos fuera el próximo año. Vamos a partir en Chile, pero el Grupo Emasa tiene presencia en Perú y Colombia y es natural que nos movamos hacia ya también. Creemos que podemos cambiar la forma en que las personas mantienen sus autos y acceden a sus respuestas, es una industria que puede cambiar muy fuerte cuando uno la «ilumina» con data y pone la toma de decisión en el dueño del automóvil.

¿Crees que es necesario que se generen sinergias entre startups y grandes empresas?

Creo profundamente en la colaboración especialmente en el ecosistema insurtech. Yo fundé la asociación insurtech junto a otros colegas, en general la entrega de seguros es una orquesta de varios actores. Por eso la colaboración está muy en el ADN de la movilidad y de la industria de los seguros, y cuando la colaboración tiene como principal driver la tecnología, todo se puede hacer mas rápido, por eso la colaboración entre startups y Corporate Venture Capital tiene un potencial multiplicador muy grande.

En esa línea, ¿Qué consejos le darías a las startups?

-Hay una mezcla de humildad y ambición que hace sentido. Hay algunas cosas que las compañías sí están haciendo, como el acceso de ciertos recursos y ambición, en ese sentido esto va a seducir y hay muchas cosas que las compañías pueden crear junto a una startup, debido a la agilidad de éstas.

Siguiendo esa idea, ¿Crees que otros founders que ya han recorrido el camino emprendedor deben entregar sus concomimientos?

-El ecosistema chileno tiene mucho de devolver la mano, veo que hay hartas instancias para compartir prácticas, hay un ambiente colaborativo más que competitivo, pero pueden haber más instancias para que personas que están partiendo puedan compartir con pares. El ADN de colaborar está, pero quizás faltan más vehículos para avanzar a eso, es por eso que iniciativas como esta serie de entrevistas son muy valiosas, con esto esperamos escuchar, aprender y poner situaciones prácticas para que otros emprendedores puedan sentirse identificados, para saber qué hacer en situaciones concretas.

Escucha aquí a Rodrigo Labbé.

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter