Conoce a Justo, la startup chilena a la caza del mercado mexicano

justo startup chilena inversion y combinator

¿Cómo una nueva startup de pedidos y delivery puede competir contra sólidas plataformas como Rappi o Uber Eats? Para Rodrigo Segal y Nicolás López, la respuesta es simple: ayudando a los negocios a «vender más» y a través del eCommerce, mientras se les ofrece servicio de despecho con comisiones potencialmente bajas y de beneficio para tiendas y restaurantes; una ambiciosa propuesta que maduró hasta concretarse en Justo, la incipiente app en las filas del delivery que comienza su escalada al mercado mexicano y al ecosistema latam.


justo startup chilena ycombinator

Entendiendo a Justo, el nuevo y mejor aliado en operaciones del comercio en línea 

Hace un par de años, las ideas y destrezas de Rodrigo y Nicolás se juntaron para levantar proyectos por encargo a través de su propia agencia de desarrollo de softwares, que dado a sus conocimientos, relacionaban con nuevas y mejores tecnologías. 

Sin embargo, llegó el día en que una situación particular les sirvió para innovar el mercado del eCommerce y el servicio de entrega domicilio: un grupo restaurantes, cansados de las altas comisiones que Rappi y Uber Eats cobraban por cada pedido, se les acercó para solicitar orientación en el proceso de crear sus propias plataformas de venta en línea

A medida que los jóvenes se hacían cargo este proyecto, más establecimientos de comida compartían el malestar por las excesivas comisiones de los gigantes del delivery, hecho que fue interpretado como una excelente oportunidad de negocio dentro de un nicho relevante y en crecimiento

Para agosto, la startup chilena #Justo espera concretar el ingreso de, al menos, 100 restaurantes a su plataforma, superando los problemas de bancarización y las exigencias del mercado en el país. Clic para tuitear

El par de visionarios no tardó en concretar la idea en un modelo de negocio potencial y rentable, que pone a las empresas en primer lugar y da fin a la repetida dolencia de los restaurantes, pues, además de crearle sus propios marketplaces, se les propone que sea Justo el responsable de realizar la entrega a domicilio de sus pedidos con comisiones de hasta un 7% y 14%, relativamente bajas en comparación con sus competidores, quienes alcanzan un poco más del 30% por cada despacho.

Fue entonces cuando, en marzo de 2019, se lanzó oficialmente la app de la mano de cinco marcas gastronómicas, primero como marketplace y luego como delivery, servicio que recibió el 80% de sus contrataciones. Por ello, decidieron agregarle un ingrediente extra a su fórmula de éxito, «si buscas en Google hay muchas posibilidades, pero ninguna te asegura que tu pedido llegará en 30 minutos a tu casa», señaló Segal, para el diario La Tercera

Hoy, Justo suma alrededor de 2.500 restaurantes con los que trabaja en Chile, un millón de pedidos procesados y 25.000 repartidores que se desplazan por toda la geografía chilena para apoyar la rapidez de sus entregas, según datos entregados por la startup a Forbes México

Te podría interesar: Burn To Give rompe récord de inversión captado por una startup chilena y procede a explorar nuevos mercados

Justo desembarca en México

Dos años después de su nacimiento Justo se propone ingresar en el mercado mexicano, apoyado por el programa de aceleración de Y Combinator, del cual resultó ganador tras postular su modelo de negocio. De esta forma, logró que la firma invirtiera 150.000 dólares con el fin arrancar su proceso de expansión por América Latina

Su línea de acción en este nuevo mercado será rápida, para agosto, la empresa espera concretar el ingreso de, al menos, 100 restaurantes a su plataforma, desplegando para ello un capacitado equipo en la Ciudad de México. Para López, la meta apunta a que Justo se convierta en un plataforma cercana a los clientes, superando los problemas de bancarización del país y las exigencias del imponente mercado mexicano.

Las grandes proyecciones de la startup se basan en la gran demanda que ha generado el contexto pandemia, mientras el año pasado facturó US$100.000, hoy, comenzando el mes de agosto, acumula US$ 3.5 millones en 2020, lo cual se traduce en un crecimiento del 500% en el volumen de pedidos. 

Tal impulso los ha llevado a mostrarse optimistas para el año 2021, periodo en el cual pretender seguir expandiéndose hacia nuevas fronteras. En consecuencia, Justo reúne todas las cualidades para seguir creciendo en este relevante nicho, y, más importante aún, parece darse las condiciones necesarias para explotar con más fuerza sus estrategias y propuestas de valor, cerrando el año con un crecimiento esperado para dentro de dos o cuatro años.

Conoce a Justo, la startup chilena a la caza del mercado mexicano

Recibe este y otros artículos en tu correo todos los meses
Suscríbete a nuestro newsletter